fbpx

poemas

 

Fundación eCare Acompaña, por Elisabeth d'Ornano

el amor

Con ser madre la vida te brinda
una manera de expresar el amor
que tienes dentro.

A lo mejor la vulnerabilidad y la perfección
de un bebé puede permitir
a unos padres y abuelos amarse
de nuevo para amar a otros.

Este amor es como una hoja de otoño
que cae despacio, con ternura,
y se expresa así a través de la infancia.

Destaca lo bueno para que los niños lo vean.
Nunca llegarás a entender del todo los frutos
de tu dedicación en la persona
que ha nacido de ti.

 

 

Fundación eCare Acompaña, por Elisabeth d'Ornano - Como nos gustaría acompañarte en esta web

la generosidad

Con una nueva espera
se inicia un tiempo más generoso.
Es un compartir cargado de amor.
Si has estado en aquellos momentos
que fueron valiosos para tu bebé,
con amor incondicional,
el niño estará mejor.

La generosidad es soltar el yo
y querer agradar a los demás.

Tu bebe es indefenso
y te necesita.
Mezcla el yo con el tu
y te beneficiarás compartiendo.

No esperes nada,
cultiva la paz interior
y agárrate a ello.

Ser generoso es precioso,
recibes mucho de tu entorno
porque estar necesitada
es una razón de ser.

 

 

la paciencia

Ten paciencia,
la vida te brindará
lo que buscas si es tu destino
ser madre.

Ten paciencia porque que se forme en ti,
conecta con él
y disfruta de compartir un mismo cuerpo.

Ten paciencia porque nazca
a su ritmo, en ti y cerca de ti .

Ten paciencia por poco a poco
convertirte en madre,
el cómo quieres ser
te vendrá al ir madurando.

Ten paciencia con tu hijo
y ayúdale en su camino.

 

 

los miedos

“Libérate de tus miedos porque el don de ser madre está en ti.
Cuando llegue el momento conéctate a las demás mujeres
que dieron a luz para sacar la fuerza que necesitas.

Y ten la esperanza de que la vida te brindará el parto
que mejor os conviene.
Todo está bien.”

 

 

protégete

“Creo una burbuja
donde estoy protegida del mundo
y de sus agresiones.
No dejo que el mundo se imponga.
Acojo lo bello
y desecho lo feo.
Protejo al bebe
y dejo que me protejan a mi.
Las palabras, las actitudes y también las películas
pueden ser dañinas.
Intento cuidar de mis emociones,
observándolas para trasmitirle
al bebé lo que le aporta.
Estoy protegida.”

 

 

el duelo

“Estoy apenada de separarme de ti.
Anduvimos juntos
y tu eres y serás importante para mi.
Te agradezco el tiempo compartido,
pero te libero a su vez.
Tienes tu sitio en nuestra familia
y espero que entiendas lo que nos separa.
La vida es un aprendizaje,
donde los dos avanzaremos
en nuestros respectivos caminos
pero de alguna manera conectados para siempre”

 

 

Fundación eCare Acompaña - Elisabeth d'Ornano - La respiración

la respiración

Aprende a ser consciente de tu respiración,
de sentirte viva.
Inhala, exhala.
Entra en un ritmo.
Relájate, y desconecta de tu mente.
Acoge tu embarazo.
Vive en el presente porque es tu momento maravilloso.

Familiarízate con ello.
Te acercará a tu bebe, creando un lugar de paz y conexión.

En el parto, con la respiración alcanza a tu bebe y
ayúdale en su camino hacia ti.

 

Pasea,
la Tierra es tu madre,
nos acoge,
con ella conecta y renueva lo que eres.

Los diferentes reinos están en ti.

El reino animal nos aporta compañía,
y nos enseña a ser servicial.
Los animales nos atraen
y muchos saben dar amor.

En el reino vegetal
está la flor tan bella,
de ella sale a veces fruta,
cuando recibe lo que necesita.

Y el reino mineral nos enseña a ser una roca inmóvil
donde los demás se puedan apoyar y crear una amistad.

 

 

la rosa

El viento sopla, la semilla se desprende, busca anidar
en el lugar que le corresponda para crecer entre los suyos.
Dependerá de nutrirse de la tierra y del calor de la luz
que proviene del sol para subsistir.
Se hará fuerte con los cuidados para aguantar 
la intemperie y los azotes de los elementos.
Pero el pájaro vendrá a cantarle y el cielo 
le regará de ilusión y con ello florecerá 
una rosa bella y perfecta que derramará felicidad.

 

 

el silencio

El silencio es paz.

Con el silencio,
tu mente procesará
el ruido de los demás
y del mundo.

Crea un refugio
dentro de ti y por fuera
y escucha lo que está allí.

Escucha lo que la maternidad es para ti.

Habla a tu bebé en la tripa
para evitar el silencio que ignora.

Y una vez en tus brazos,
disfruta de tu bebé en paz.

Él es silencioso pero consciente,
de ese amor que se transmite.

 

 

Fundación eCare Acompaña - Elisabeth d'Ornano - Deseos - Ser madre

el regalo

Con ser madre la vida te brinda
una manera de expresar el amor
que tienes dentro.
A lo mejor la vulnerabilidad y la perfección
de un bebé puede permitir
a unos padres y abuelos amarse
de nuevo para amar a otros.
Este amor es como una hoja de otoño
que cae despacio, con ternura,
y se expresa así a través de la infancia.
Destaca lo bueno para que los niños lo vean.
Nunca llegarás a entender del todo los frutos
de tu dedicación en la persona
que ha nacido de ti.
Pero si mantiene su corazón abierto,
habrás hecho un regalo al mundo.

 

 

Fundación eCare Acompaña - Elisabeth d'Ornano - La gratitud

la gratitud

Agradezco este embarazo
porque es un momento maravilloso.
Es un compartir especial con mi bebé
y con la gente que me apoya.

Una vida nueva será siempre
el regalo más importante que reciba.

Llevo mi pensamiento hasta él y le envuelvo
con mi energía.

Me detengo, creo que me escucha y 
agradece que le quiera.

 

 

Fundación eCare Acompaña - Elisabeth d'Ornano - El parto

el parto

Me he preparado para el día de tu llegada,
pero tendrás que poner de tu parte.

Mis abrazos te sacarán de tu ambiente
para ofrecerte un mundo lleno de bienvenidas
donde estaremos el uno para el otro.

Soy un canal para la vida.
Lo suelto todo para entregarme a la situación.
La vivo desde mis entrañas soltándote despacio para que nazcas finalmente.

Saco mi fuerza y a la vez mi feminidad,
sintiéndome parte del cosmos
y de la Tierra que me recoge.

Hoy es un bonito día.

 

 

Fundación eCare Acompaña, por Elisabeth d'Ornano - Conciencia Plena

conciencia plena

Estoy feliz viviendo el momento de ahora,
con atención plena.

Inspiro y sonrío al exhalar.
Sé que es un momento maravilloso
que comparto con mi bebé que siempre me acompaña.

Me detengo ante el presente,
dándole la atención que se merece
porque construyo con ello un futuro mejor.

Me abro a poder ser feliz,
valorando las pinceladas bellas
que ofrece la vida, y poder unir al final momentos mágicos.